jueves, 19 de febrero de 2009

EL TIEMPO SE ACERCA...


Quienes han leído el Antiguo Testamento, quizás han pasado tiempo tratando de descifrar muchas cosas vividas por el pueblo de Israel. Un viaje que tardaría normalmente un par de semanas, se transforma en 40 años de desierto y caminatas en círculos. Un pueblo incrédulo, que a pesar de la mano poderosa de Dios, siempre se desvía. Mandatos acerca de exterminar todo lo que viva o esté en la Tierra Prometida, no importando lo valioso o "indefenso" que parezca.


Quizás nunca lo vemos de esta manera, pero existieron motivos muy fuertes por las cuales el pueblo de Israel atravesó el desierto por 40 años. Primero, había una generación religiosa, metida en sus tradiciones, sus creencias, sus ritos, tan acostumbrada a sus cosas, que a pesar de ver la Gloria de Dios, tarde o temprano volcarían su corazón hacia el pecado. Si nos ponemos a pensar, de 600,000 hombres del pueblo de Israel, solamente dos entraron en Canaán: Josué y Caleb. Aunque la Palabra no lo dice claramente, ellos eran de los más jóvenes ayudantes de Moisés y en sus corazones estaba el agradar a Dios.


Por otro lado, toda una nueva generación de jóvenes y personas pulidas, sanadas en sus corazones, fue la que usó Dios para entrar en la Tierra de Canaán y así poder conquistarla. Solamente cuando nuestro corazón es purificado, sanado, y empezamos a confiar plenamente en Dios, El Señor clama en voz alta para nosotros: "¡Es tiempo, ve, conquista y toma la Tierra que tienes por posesión!"

(Leer Éxodo y Deuteronomio) Dios no puede darnos ciertas bendiciones, porque si nuestro corazón no está de acuerdo a la visión que Él nos ha dado, a Su Perfecta Voluntad, entonces no podemos tener dichas bendiciones, pues esas bendiciones podrían convertirse en maldiciones y destruirnos.


Ejemplo: Si Dios nos quiere hacer ricos y famosos, pero nuestro corazón no está preparado y llegáramos tener esa "bendición" fuera de tiempo, entonces con certeza nos apartaríamos de su Voluntad y caeríamos en soberbia, en orgullo y nos alejaríamos de Dios. Querido lector, Dios ha prometido levantar una generación purificada por fuego de Su Espíritu.Dios ha prometido un ejército de jóvenes, hombres y mujeres, santificados por la Sangre de Cristo, que son los que arrebatarán miles de vidas desde el mismísimo infierno, trayéndolos a la Luz de Jesucristo.Si sientes que estás atravesando todavía el desierto, es tiempo que empieces a confiar en Dios;

es tiempo que cobres fuerzas y quizás tengas que pelear muchas batallas más, ya no confiando en tus propias fuerzas, sino en la mano Poderosa de Dios.


Solamente así estarás preparado para recibir tus bendiciones, todos los sueños, visiones, propósitos que Dios ha derramado sobre tu vida. Si sientes que ya estás preparado, pero, quizás te has acomodado a una vida tranquila, lejos de las preocupaciones, lejos de los problemas, es tiempo que despiertes de tu letargo y te levantes de entre los muertos y dejes que te alumbre Cristo (efesios 5:13-14) Es tiempo que empieces a predicar a los que conoces, es tiempo que empieces a salir a las calles y compartir de La Palabra de Dios a los incrédulos.

Dios no usa títulos, no usa nombres ni apellidos, Dios usa personas dispuestas. El tiempo se acerca, en dónde miles de personas se rendirán a los pies de Cristo, miles de personas serán sanadas y liberadas de sus ataduras. Y no serán grandes predicadores ni personas mundialmente conocidas los promotores de estos hechos, sino niños, adolescentes y jóvenes dispuestos a entregar sus mejores años para impactar el mundo con La Palabra de Dios.


Tú serás un hacedor de Historia, la historia de cómo una nación volcó su rostro hacia Dios, de cómo miles de vidas empezaron a adorar al Dios Vivo y se sumergieron en el Gran Avivamiento que Dios está gestando en los cielos y dentro de nuestros corazones.

EL TIEMPO SE ACERCA. ¿Estás Listo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DIOS, EL SALVADOR DE MI ALMA

Bookmark and Share

Welcome


I made this widget at MyFlashFetish.com.

Paz de Dios

Chat de princesa de Dios

Se ha producido un error en este gadget.