jueves, 11 de febrero de 2010

Gracia


Acepto con gratitud cada bendición de la gracia de Dios.

Al saber que la gracia de Dios me apoya todo el tiempo, estoy alerta a las oportunidades que enriquecen mi vida. No sólo reconozco el bien, sino que lo atraigo. Al aceptar todo lo que me bendice y al bendecir a los demás, no fijo límites a mis capacidades. Tengo el valor de hacer lo que puede haber parecido imposible en el pasado.

Al actuar y hablar partiendo de la inspiración del Espíritu, hago lo mejor que puedo. Acepto la gracia de Dios y ofrezco confianza en mi trato con otros. Demuestro consideración y compasión y reconozco con agradecimiento estas mismas cualidades en los demás. Gracias a la oración, estoy inmerso en la comprensión divina.

Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, … abundéis para toda buena obra. —2 Corintios 9:8


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DIOS, EL SALVADOR DE MI ALMA

Bookmark and Share

Welcome


I made this widget at MyFlashFetish.com.

Paz de Dios

Chat de princesa de Dios

Se ha producido un error en este gadget.